Un vehículo bajito da la sensación de deportividad, por eso hay modelos han optado por fabricarlos casi pegados al piso. Muchos nos preguntamos si podemos comprar ese carro que nos gusta tanto y simplemente cambiar el tamaño del rin para darle más altura.

 

La sensación que tenemos es que los fabricantes se han puesto de acuerdo para sacar al mercado vehículos muy bajos, pero lo cierto es que el problema no es de ellos sino de las vías por las que transitamos en Colombia, que tradicionalmente se han construido sin seguir las medidas aprobadas en el resto del mundo.

 

Si a eso le sumamos los huecos, es normal que los vehículos sufran más y a los conductores nos duela cada vez que oímos un chirrido o un raspón al pasar por algunas rampas o policías acostados.

 

Para conocer más sobre nuestro servicio mecánico haz click en:

Autolab.com.co

 

Aumentar el rin

Los fabricantes de vehículos tienen un departamento de I+D (Investigación y Desarrollo) que se encarga de buscar ideas, explorar las posibilidades de diversos materiales, colores, formas y medidas para obtener las mejores prestaciones, un mayor desempeño, un diseño atractivo y un interior cómodo.

 

Esto quiere decir que no hay nada en un carro que sea puesto al azar, eso incluye el tamaño del rin. Así que pensar en cambiarlo por uno más grande sin tener en cuenta los problemas que puede ocasionar en el funcionamiento de nuestro vehículo no es una idea muy inteligente.

 

Antes de seguir, es importante aclarar que si pensamos en aumentar el diámetro del rin para darle más altura al vehículo, estamos equivocados. En realidad es el diámetro de las llantas el que sube el carro, sin importar el tamaño del aro que lleve montado.

 

Creer que con un rin más grande nuestro vehículo está a salvo de daños es otro error. Al aumentar su tamaño tendremos una marcha más dura que nos hará sentir en el cuerpo todos los defectos de la vía, también es muy probable que al caer en un hueco la llanta sufra daños más fácilmente.

 

Sabiendo esto, si de todas formas estamos decididos a cambiar el tamaño del rin, es importante saber cuáles son las consecuencias.

 

Qué pasa cuando aumento el rin

Aumentar el tamaño del rin también significa aumentar su peso, algo para lo que no están preparadas ni la suspensión ni la dirección, de manera que los dos sistemas se desgastarán más rápido porque deben soportar un peso mayor al esperado cuando fueron fabricados.

 

Con un aumento de rin la aceleración del vehículo empobrece, o sea que necesitará más tiempo para ganar velocidad.

 

Si tarda más tiempo en acelerar, quiere decir que al motor le cuesta más trabajo hacer que el vehículo se mueva y eso significa que estará consumiendo más combustible del que necesitaba antes del cambio de rin.

 

Otro sistema que se verá afectado será el de los frenos ABS, que tiene sensores para monitorear la velocidad de rotación de las llantas y trabajar en consecuencia. Si aumentamos el rin la velocidad de rodamiento será menor y los ABS responderán peor.

 

La forma segura de aumentar un rin

Aunque hemos pintado el cambio de rin muy negro, hay una forma segura de hacerlo sin perder las prestaciones originales del vehículo.

 

La recomendación es aumentar solamente en dos pulgadas el diámetro del rin comparado con el original que viene de fábrica, pero en este caso debemos disminuir la altura de la llanta para que el diámetro total se compense y se consiga el equilibrio necesario y se respete la geometría de la suspensión.

 

En definitiva, cualquier cambio que aumente la altura original del vehículo no es recomendable, pues se verán afectados el centro de gravedad, la estabilidad y la suspensión trabajará en ángulos incorrectos.

 

Por: Adriana Gutiérrez

Un vehículo bajito da la sensación de deportividad, por eso hay modelos han optado por fabricarlos casi pegados al piso. Muchos nos preguntamos si podemos comprar ese carro que nos gusta tanto y simplemente cambiar el tamaño del rin para darle más altura.

 

La sensación que tenemos es que los fabricantes se han puesto de acuerdo para sacar al mercado vehículos muy bajos, pero lo cierto es que el problema no es de ellos sino de las vías por las que transitamos en Colombia, que tradicionalmente se han construido sin seguir las medidas aprobadas en el resto del mundo.

 

Si a eso le sumamos los huecos, es normal que los vehículos sufran más y a los conductores nos duela cada vez que oímos un chirrido o un raspón al pasar por algunas rampas o policías acostados.

 

Para conocer más sobre nuestro servicio mecánico haz click en:

Autolab.com.co

 

Aumentar el rin

Los fabricantes de vehículos tienen un departamento de I+D (Investigación y Desarrollo) que se encarga de buscar ideas, explorar las posibilidades de diversos materiales, colores, formas y medidas para obtener las mejores prestaciones, un mayor desempeño, un diseño atractivo y un interior cómodo.

 

Esto quiere decir que no hay nada en un carro que sea puesto al azar, eso incluye el tamaño del rin. Así que pensar en cambiarlo por uno más grande sin tener en cuenta los problemas que puede ocasionar en el funcionamiento de nuestro vehículo no es una idea muy inteligente.

 

Antes de seguir, es importante aclarar que si pensamos en aumentar el diámetro del rin para darle más altura al vehículo, estamos equivocados. En realidad es el diámetro de las llantas el que sube el carro, sin importar el tamaño del aro que lleve montado.

 

Creer que con un rin más grande nuestro vehículo está a salvo de daños es otro error. Al aumentar su tamaño tendremos una marcha más dura que nos hará sentir en el cuerpo todos los defectos de la vía, también es muy probable que al caer en un hueco la llanta sufra daños más fácilmente.

 

Sabiendo esto, si de todas formas estamos decididos a cambiar el tamaño del rin, es importante saber cuáles son las consecuencias.

 

Qué pasa cuando aumento el rin

Aumentar el tamaño del rin también significa aumentar su peso, algo para lo que no están preparadas ni la suspensión ni la dirección, de manera que los dos sistemas se desgastarán más rápido porque deben soportar un peso mayor al esperado cuando fueron fabricados.

 

Con un aumento de rin la aceleración del vehículo empobrece, o sea que necesitará más tiempo para ganar velocidad.

 

Si tarda más tiempo en acelerar, quiere decir que al motor le cuesta más trabajo hacer que el vehículo se mueva y eso significa que estará consumiendo más combustible del que necesitaba antes del cambio de rin.

 

Otro sistema que se verá afectado será el de los frenos ABS, que tiene sensores para monitorear la velocidad de rotación de las llantas y trabajar en consecuencia. Si aumentamos el rin la velocidad de rodamiento será menor y los ABS responderán peor.

 

La forma segura de aumentar un rin

Aunque hemos pintado el cambio de rin muy negro, hay una forma segura de hacerlo sin perder las prestaciones originales del vehículo.

 

La recomendación es aumentar solamente en dos pulgadas el diámetro del rin comparado con el original que viene de fábrica, pero en este caso debemos disminuir la altura de la llanta para que el diámetro total se compense y se consiga el equilibrio necesario y se respete la geometría de la suspensión.

 

En definitiva, cualquier cambio que aumente la altura original del vehículo no es recomendable, pues se verán afectados el centro de gravedad, la estabilidad y la suspensión trabajará en ángulos incorrectos.

 

Por: Adriana Gutiérrez

PEDIR UNA COTIZACIÓN

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

PEDIR UNA COTIZACION

Uno de nuestros asesores se comunicará contigo para ofrecerte información y precio de nuestros servicios mecánicos.

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

Marcas que antendemos:

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS