• Cra 30 # 63-60, BOGOTÁ.
  • 7429249

Blog

Si se encienden estos testigos, ¡No muevas el carro!, es hora de pedir una grúa.

0

Los testigos del carro han sido uno de los grandes avances en tecnología automotriz, sus luces son la manera en que el vehículo se comunica con el conductor para avisarle que hay algún problema.

Hay algunos testigos de tipo informativo que no deben preocuparnos para nada, pues nos están avisando que tenemos algo en funcionamiento, como la luz azul cuando llevamos encendidas las luces largas.

En un funcionamiento normal, los testigos de avería del tablero se encienden cuando arrancamos el carro y se apagan a los pocos segundos, una maniobra que por un lado permite que el computador de abordo realice chequeos electrónicos para comprobar que todo funciona perfectamente y por otro podemos ver si alguna luz permanece apagada y debemos cambiarla.

Testigos de avería importante

– Check engine. Este testigo se enciende para indicarnos que tenemos un problema en la gestión del motor, en el sistema de inyección, en el de encendido o en el de control de gases de escape, lo que quiere decir que hay algo que no va bien en el motor.

Si además notamos un comportamiento raro del carro y perdemos potencia, debemos detenernos lo antes posible y llamar a una grúa, porque cualquier problema del que nos esté avisando este testigo puede agravarse si seguimos circulando.

Si la luz comienza a parpadear, debemos dejar de acelerar porque probablemente se haya activado un modo de emergencia que limita las prestaciones mecánicas para evitar daños mayores.

– Batería. La función más importante de la batería es activar el motor cuando giramos la llave en el arranque, como forma parte del sistema eléctrico del carro, se encarga de acumular corriente y para eso necesita que el alternador la mantenga cargada.

Si este testigo se enciende normalmente será porque tenemos algún fallo con el alternador o con su correa y la batería no está recibiendo carga, de manera que lo mejor será esperar a la grúa, porque probablemente nos quedemos tirados en el primer semáforo.

– Aceite. Cuando este testigo se enciende en rojo estamos ante una avería realmente grave por falta de aceite de motor, así que debemos detener el carro inmediatamente si no queremos terminar con el motor fundido.

Si está en amarillo, nos indica que tenemos un inadecuado nivel de aceite, lo más inteligente es que nos detengamos cuanto antes, porque cualquier problema con el lubricante terminará generando averías importantes en el motor.

– Freno. Generalmente este testigo nos indica que no hemos quitado bien el freno de mano, pero si se enciende de repente puede ser porque el nivel de líquido de frenos sea insuficiente y estemos a punto de perderlos.

Deberemos apretar el pedal del freno, y seguramente notaremos que nos exige más fuerza de lo normal, lo que nos indica que tenemos que detenernos lo antes posible a esperar a la grúa, porque estamos a punto de quedarnos sin frenos.

– Sistema de precalentamiento. Este es un testigo en forma de espiral que solamente tienen los vehículos diésel, una norma básica para todos los que llevan este tipo de motor es que deben esperar a que esta luz se apague antes de arrancar el carro.

Los motores diésel tienen unos calentadores o bujías de calentamiento para facilitar su arranque cuando el motor está frío, ya que la combustión se realiza por compresión y esta pieza se encarga de calentar las cámaras de combustión.

Si al encender el vehículo este testigo no se apaga pasados unos 15 segundos, es porque los calentadores están gastados y someteremos el motor de arranque y la batería a un esfuerzo extra y el motor tendrá un mayor desgaste a causa de la mala combustión.

Aunque estos testigos son los que nos obligarán a detenernos inmediatamente, cuando se encienda cualquier luz de aviso debemos pasar por el taller lo antes posible porque algo está comenzando a fallar, sin importar que parezca que todo funciona normalmente.

Por: Adriana Gutiérrez

¿Necesitas ayuda con tu carro?

Pedir una cotización

Recibe en tu correo una cotización de nuestros servicios mecánicos.

Servicio

Cotizar otro servicio

Carro

Recuerda que atendemos modelos desde el año 2.000

A dónde te la enviamos

Al hacer click en enviar acepto la Política de Datos Personales y las Condiciones del Servicio de Autolab.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pedir una cotización

Recibe en tu correo una cotización de nuestros servicios mecánicos.

Servicio

Cotizar otro servicio

Carro

Recuerda que atendemos modelos desde el año 2.000

A dónde te la enviamos

Al hacer click en enviar acepto la Política de Datos Personales y las Condiciones del Servicio de Autolab.