Más noticias interesantes

Foto de William Warby en Unsplash

Estas 4 cosas podrían estar causando una fuga lenta en los neumáticos de tu carro

  • Autolab / Diagnósticos

Cuando los neumáticos de tu auto tienen fugas lentas, no solo es una molestia, también puede poner en riesgo la seguridad vial, afectar el ahorro de combustible y reducir la vida útil de tus neumáticos. Hay varias razones comunes detrás de las fugas lentas y no siempre es fácil identificar la causa exacta.

Aprende cómo detectar si tu llanta está perdiendo aire, qué puede estar causando el problema y cómo resolver las fugas lentas de manera efectiva para evitar problemas a largo plazo.

¿Qué es una fuga lenta de un neumático?

Una fuga lenta de neumático se refiere a la pérdida gradual de aire que va más allá de la cantidad normal que se espera, que es de aproximadamente 1 psi por mes. Este tipo de fuga puede provocar que el neumático se desinfle lentamente con el tiempo, aumentando el riesgo de pinchazos o de circular con neumáticos desinflados. Detectar la fuente exacta de la fuga puede ser complicado, ya que a diferencia de un pinchazo evidente, las fugas lentas suelen ser menos perceptibles y no producen ruidos notorios. Cualquier parte del neumático puede ser vulnerable a este problema, lo que dificulta la identificación precisa de la causa subyacente de la pérdida de aire.

Cómo saber si su neumático tiene una fuga lenta

Para determinar si su neumático tiene una fuga lenta, puede comenzar observando si la luz de advertencia del Sistema de Monitoreo de Presión de Neumáticos (TPMS) se enciende en el tablero de su vehículo, si está equipado con este sistema. El TPMS está diseñado para alertar sobre problemas significativos de presión de neumáticos.

Si el TPMS indica frecuentemente que uno o más neumáticos tienen baja presión, es probable que tenga una fuga lenta. Puede intentar inflar los neumáticos en su próxima visita a una estación de gasolina, pero si el problema persiste y la presión sigue bajando rápidamente, es recomendable visitar su centro Autolab local para que nuestros expertos inspeccionen el neumático y determinen la causa exacta de la fuga.

¿Qué puede causar una fuga lenta en los neumáticos?

Muchos conductores se preguntan: ‘¿Por qué mis llantas siguen perdiendo aire?’ Las causas de las fugas lentas en los neumáticos pueden variar desde pequeños pinchazos hasta daños en las ruedas o en el vástago de las válvulas. Sea cual sea la razón, es crucial evitar que los neumáticos pierdan aire. Conducir con una fuga lenta puede empeorar su estado y afectar el manejo del vehículo, lo cual representa un riesgo para la seguridad.

1. Pinchazo de neumático

Los pinchazos en los neumáticos no siempre resultan en perforaciones o reventones inmediatos. De hecho, objetos afilados como clavos, tornillos, piedras, vidrios rotos y otros residuos en la carretera pueden quedar incrustados en el neumático y permitir que el aire escape lentamente. A veces, un objeto punzante puede hacer un pequeño agujero y caerse, sin que se note de inmediato debido a que el pinchazo es leve.

Si tu neumático aún está en buen estado y el pinchazo es reparable, los expertos en reparación de neumáticos de Autolab pueden solucionarlo. A menudo, basta con aplicar un parche y un tapón al neumático si se aborda el pinchazo a tiempo.

2. Daño al vástago de la válvula

El vástago de la válvula es una parte crucial de la rueda que regula la presión del aire en los neumáticos, permitiendo su inflado o desinflado. Está compuesto principalmente por el núcleo y la tapa del vástago de la válvula. La pérdida de la tapa puede permitir que se acumule suciedad alrededor del núcleo, provocando fugas de aire. Además, el vástago de la válvula puede corroerse, volverse quebradizo o agrietarse debido a la humedad, la sal de las carreteras, productos químicos y el paso del tiempo.

Es recomendable reemplazar los vástagos de las válvulas cada vez que se adquiera un juego de neumáticos nuevo. Esto ayuda a prevenir problemas y evita las molestias de las fugas lentas en los neumáticos. En Autolab, nuestros técnicos suelen cambiar los vástagos de las válvulas de goma o instalar kits de servicio TPMS con cada instalación de neumáticos nuevos.

3. Fugas alrededor del talón del neumático y la llanta

Las fugas lentas en los neumáticos también pueden ocurrir en la zona donde el talón del neumático se une a la llanta de la rueda. Es crucial que el talón del neumático se ajuste perfectamente a la llanta para asegurar un sellado adecuado y un inflado correcto. Sin embargo, la llanta puede corroerse debido a la exposición a la sal de las carreteras y otros agentes corrosivos, lo que puede causar pequeñas grietas por donde el aire puede escapar a través de la unión talón-llanta.

Además, las fugas en las llantas pueden ser resultado de ruedas dañadas. Si se golpea una acera o se atraviesa un bache, las fugas lentas pueden ser causadas por daños en la llanta. Sea cual sea la razón de las fugas en los talones de los neumáticos, los técnicos de Autolab pueden identificar y resolver el problema. Podemos volver a asentar el talón del neumático o, si es necesario, reemplazar la llanta o el neumático. No todas las fugas en los talones de los neumáticos requieren el reemplazo de la llanta, pero en algunos casos sí.

4. Desgastes normales de uso

Los neumáticos pueden sufrir daños debido al desgaste normal durante su vida útil. En algunos casos, la única solución es instalar neumáticos nuevos. La banda de rodadura de tus neumáticos puede desgastarse, lo que disminuye la tracción y puede generar condiciones de conducción potencialmente peligrosas. Además, los neumáticos desgastados pueden comenzar a perder aire a través de grietas pequeñas. Generalmente, se recomienda reemplazar los neumáticos cada 25,000 a 50,000 millas, dependiendo del estado de los neumáticos, las recomendaciones del fabricante del vehículo, los hábitos de conducción y las condiciones de las carreteras locales.

Adquiere neumáticos adecuados para tu vehículo, tamaño y tipo de neumático, y agenda una cita de instalación en tu taller Autolab local hoy mismo.

Cómo detener una fuga lenta en un neumático de automóvil

Para detener una fuga lenta en un neumático de automóvil, primero es crucial diagnosticar el problema correctamente. Luego, se puede proceder con la reparación o el reemplazo del neumático, la llanta o el vástago de la válvula. Para diagnosticar una fuga lenta por tu cuenta, aplica agua con jabón en las bandas de rodadura, las paredes laterales, alrededor del vástago de la válvula y la zona del talón del neumático. Deja que el neumático enjabonado repose durante unos minutos y luego revisa si aparecen burbujas localizadas.

Detectar fugas de aire lentas puede ser complicado, por lo que no te desanimes si no puedes hacerlo por ti mismo. Visita cualquiera de nuestros centros y nuestros técnicos experimentados resolverán rápidamente el problema.

¿Dónde reparar una fuga lenta de un neumático? 

Para reparar una fuga lenta en un neumático, te recomendamos programar una cita en tu Autolab local. Nuestros expertos en Firestone realizarán una revisión gratuita o una inspección completa de tu vehículo. Nuestro objetivo es asegurarnos de que tu automóvil esté en las mejores condiciones posibles. Programa tu cita y resolveremos rápidamente las fugas lentas de aire en tus llantas. La mayoría de nuestras tiendas tienen horarios extendidos, incluyendo noches y fines de semana, para adaptarnos a tu disponibilidad.









En Autolab también

tenemos soluciones en Mecánica Automotriz para flotas

Nuestra propuesta de valor es ayudarle a nuestros clientes a gestionar eficientemente el mantenimiento de sus vehículos.

Tipos de Unidades con las que trabajamos

tipo de flota Ligeros

Ligeros

  • Diesel
  • Gasolina
tipo de flota Semi pesados

Semi pesados

  • Diesel
  • Gasolina
tipo de flota Pesados

Pesados

  • Diesel
  • Gasolina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Mecánica automotriz sin salir de casa

Conoce nuestros servicio puerta a puerta, llevamos tú vehículo a nuestro taller especializado o el servicio a domicilio, donde reparamos tu vehículo en casa sin costo adicional.


Agendar cita

Artículos relacionados

  • Autolab

¿Nitrógeno o aire en las llantas?

03-07-2024
  • Autolab

Llantas todo terreno o llantas para todo clima

03-07-2024
  • Autolab

Mantenimiento preventivo para carros de alto kilometraje

03-07-2024
  • Autolab

Mantenimiento del carro para un largo viaje por carretera

03-07-2024
  • Autolab

Mantenimiento esencial para motores diésel

03-07-2024
  • Autolab

Mi carro no pasó la prueba técnico mecánica

03-07-2024
  • Autolab

Mi carro pierde aceite pero no gotea, ¿por qué?

03-07-2024
  • Autolab

Diferencias de llantas para invierno

03-07-2024
  • Autolab

No todos los ruidos de los frenos son malos

03-07-2024
  • Autolab

Encuentra el neumático perfecto para tu viaje

03-07-2024