A la batería le hemos dedicado varios artículos, las averías que le ocasionamos por nuestra forma de conducir o la manera correcta de pasar corriente con las pinzas, así que en esta ocasión vamos a conocer a fondo esta importante pieza del vehículo.

 

 

La batería es un acumulador de electricidad que recibe energía eléctrica, la transforma en energía química y la almacena para transformarla nuevamente en eléctrica cuando el vehículo lo requiera, de manera que es una pila electroquímica.

 

Componentes de la batería

 

  • Caja:

Es el contenedor de los demás elementos y generalmente se fabrican de polipropileno, en la parte inferior suelen tener una especie de costillas que sirven para soportar las placas de aleación de plomo y al mismo tiempo para proporcionar un espacio para sedimentar, que sirve para evitar que el material gastado haga cortocircuito entre las placas.

 

  • Rejillas:

Normalmente son de plomo y soportan las placas positivas y negativas de la batería.

 

  • Placas positivas y negativas:

Las positivas tienen dióxido de plomo en forma de pasta pegados a la rejilla, así reacciona con el ácido sulfúrico de la batería. Las negativas se pegan a la rejilla con plomo poroso puro.

 

  • Separadores:

Como las placas positivas y negativas se instalan alternativamente sin tocarse, se usan unos separadores de material aislante para prevenir cortocircuitos. Pueden ser de papel envuelto en resina, caucho poros, fibra de vidrio o plástico expandido.

 

  • Celdas:

Constituidas por un grupo de placas y sus separadores. Las placas de cada celda pueden ser pares o impares, con una negativa de más. A más placas, más corriente se puede producir y llegan a alcanzar una tensión de 2.1 voltios en cada celda.

 

Al poner las celdas en serie (el positivo de una con el negativo de la siguiente) se suman las tensiones y se consigue una batería con más voltaje.

 

Al ponerlas en paralelo (todos los positivos unidos entre sí por un lado y los negativos por el otro) lograremos una batería con más intensidad.

 

  • Tabiques:

Las celdas se separan entre sí con tabiques, que se fabrican del mismo material exterior de la batería.

 

  • Conductores:

Las placas positivas de cada celda se unen en la parte superior a un solo conductor, formando una unión en paralelo entre placas. Las negativas se unen igual y los dos conductores que salen de una celda se unen en serie a la de las demás y se comunican con el exterior por los bornes. Para entenderlo fácilmente, si lo hacemos en forma de gráfica se parecería a los organigramas de una empresa típica.

 

  • Electrolito:

Así se le llama a la solución ácida de la batería, que normalmente se compone de un 36% de ácido sulfúrico y un 64% de agua y es donde se sumergen las placas. Cuando se escapan los gases de la batería por la carga o descarga se llama gasificación.

 

Para conocer más sobre nuestro servicio mecánico haz click en:

Autolab.com.co

 

Funcionamiento

Entre las placas positivas y negativas y el electrolito, se producen dentro de las celdas unas reacciones químicas reversibles que se encargan de dar o absorber electrones, así se genera una tensión eléctrica entre las placas que va a los bornes.

 

El proceso químico que se produce en la batería es de reducción/oxidación, conocido como redox. La reducción consiste en la combinación de los reactivos para formar otras sustancias más reducidas mientras se absorben electrones.

 

La oxidación es el proceso inverso, donde las sustancias reducidas se combinan para formar otras, al tiempo que se liberan cargas negativas.

 

Porqué se daña la batería

Las reacciones redox se producen en miles de ciclos, después de los cuales los materiales de las placas se comienzan a debilitar y la batería comienza a perder capacidad lentamente, hasta que dejan de funcionar definitivamente.

 

La vida útil de la batería puede rondar los cuatro años, aunque puede reducirse su duración debido a elementos eléctricos añadidos que necesitan más amperios, o cuando dejamos el vehículo sin uso y sin encenderlo durante largo tiempo.

 

Por. Adriana Gutiérrez

A la batería le hemos dedicado varios artículos, las averías que le ocasionamos por nuestra forma de conducir o la manera correcta de pasar corriente con las pinzas, así que en esta ocasión vamos a conocer a fondo esta importante pieza del vehículo.

 

 

La batería es un acumulador de electricidad que recibe energía eléctrica, la transforma en energía química y la almacena para transformarla nuevamente en eléctrica cuando el vehículo lo requiera, de manera que es una pila electroquímica.

 

Componentes de la batería

 

  • Caja:

Es el contenedor de los demás elementos y generalmente se fabrican de polipropileno, en la parte inferior suelen tener una especie de costillas que sirven para soportar las placas de aleación de plomo y al mismo tiempo para proporcionar un espacio para sedimentar, que sirve para evitar que el material gastado haga cortocircuito entre las placas.

 

  • Rejillas:

Normalmente son de plomo y soportan las placas positivas y negativas de la batería.

 

  • Placas positivas y negativas:

Las positivas tienen dióxido de plomo en forma de pasta pegados a la rejilla, así reacciona con el ácido sulfúrico de la batería. Las negativas se pegan a la rejilla con plomo poroso puro.

 

  • Separadores:

Como las placas positivas y negativas se instalan alternativamente sin tocarse, se usan unos separadores de material aislante para prevenir cortocircuitos. Pueden ser de papel envuelto en resina, caucho poros, fibra de vidrio o plástico expandido.

 

  • Celdas:

Constituidas por un grupo de placas y sus separadores. Las placas de cada celda pueden ser pares o impares, con una negativa de más. A más placas, más corriente se puede producir y llegan a alcanzar una tensión de 2.1 voltios en cada celda.

 

Al poner las celdas en serie (el positivo de una con el negativo de la siguiente) se suman las tensiones y se consigue una batería con más voltaje.

 

Al ponerlas en paralelo (todos los positivos unidos entre sí por un lado y los negativos por el otro) lograremos una batería con más intensidad.

 

  • Tabiques:

Las celdas se separan entre sí con tabiques, que se fabrican del mismo material exterior de la batería.

 

  • Conductores:

Las placas positivas de cada celda se unen en la parte superior a un solo conductor, formando una unión en paralelo entre placas. Las negativas se unen igual y los dos conductores que salen de una celda se unen en serie a la de las demás y se comunican con el exterior por los bornes. Para entenderlo fácilmente, si lo hacemos en forma de gráfica se parecería a los organigramas de una empresa típica.

 

  • Electrolito:

Así se le llama a la solución ácida de la batería, que normalmente se compone de un 36% de ácido sulfúrico y un 64% de agua y es donde se sumergen las placas. Cuando se escapan los gases de la batería por la carga o descarga se llama gasificación.

 

Para conocer más sobre nuestro servicio mecánico haz click en:

Autolab.com.co

 

Funcionamiento

Entre las placas positivas y negativas y el electrolito, se producen dentro de las celdas unas reacciones químicas reversibles que se encargan de dar o absorber electrones, así se genera una tensión eléctrica entre las placas que va a los bornes.

 

El proceso químico que se produce en la batería es de reducción/oxidación, conocido como redox. La reducción consiste en la combinación de los reactivos para formar otras sustancias más reducidas mientras se absorben electrones.

 

La oxidación es el proceso inverso, donde las sustancias reducidas se combinan para formar otras, al tiempo que se liberan cargas negativas.

 

Porqué se daña la batería

Las reacciones redox se producen en miles de ciclos, después de los cuales los materiales de las placas se comienzan a debilitar y la batería comienza a perder capacidad lentamente, hasta que dejan de funcionar definitivamente.

 

La vida útil de la batería puede rondar los cuatro años, aunque puede reducirse su duración debido a elementos eléctricos añadidos que necesitan más amperios, o cuando dejamos el vehículo sin uso y sin encenderlo durante largo tiempo.

 

Por. Adriana Gutiérrez

PEDIR UNA COTIZACIÓN

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

PEDIR UNA COTIZACION

Uno de nuestros asesores se comunicará contigo para ofrecerte información y precio de nuestros servicios mecánicos.

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

Marcas que antendemos:

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS