Más noticias interesantes

Foto de William Warby en Unsplash

Daños que ocasionamos a la batería

  • Autolab / Averías

La batería es uno de los elementos del sistema eléctrico del vehículo que más problemas puede presentar, porque cada vez son más los componentes que requieren la energía que se almacena en ella; además de ayudar a arrancar el motor se usa también para hacer funcionar diferentes dispositivos.

Por ejemplo las ventanas, las luces, el limpiaparabrisas, la radio, los sistemas de frenado, el computador de abordo, la medición de la cantidad de combustible que llega a los inyectores y un largo etcétera.

El circuito de carga del vehículo está formado por el motor de arranque, el alternador y la batería; al girar la llave de encendido la batería origina una chispa que permite al motor comenzar a funcionar, después el alternador se encarga de generar la energía que se almacenará en ella.

Una batería puede durar entre dos y cuatro años, pero además de los fallos que puedan producirse por el paso del tiempo, hay otros que se deben a algunos comportamientos del conductor que resultan ser perjudiciales y acortan su vida útil.

Cómo dañamos la batería

– Trayectos cortos. Los vehículos están fabricados para ser usados, uno que se utilice solamente para trayectos muy cortos y poco frecuentes puede terminar con la batería descargada antes de tiempo.

Para que el alternador pueda recuperar la energía que la batería necesita, el vehículo debe circular al menos unos diez kilómetros, por eso en las distancias cortas no llega a cargarse completamente.

Si además sumamos el gasto energético que supone el uso de algunos accesorios, utilizarlo solamente para trayectos cortos hará que el consumo sea mayor y la batería terminará presentando un balance energético negativo.

La solución es sencilla, al menos una vez al mes es necesario que el vehículo realice un recorrido largo que permita al alternador recargarla.

– Uso de accesorios. Los vehículos se van modernizando y muchos de sus accesorios dependen cada vez más de la energía proporcionada por la batería, por ejemplo las pantallas para los pasajeros del asiento trasero, mejores equipos de sonido y algunos otros extras.

El problema viene cuando usamos esos accesorios con el carro apagado, un hábito más común de lo que parece pero que provoca un desgaste prematuro de la batería.

– Falta de uso. Es erróneo pensar que cuando el vehículo está apagado no consume batería, especialmente en vehículos actuales con funciones de navegación que usan energía incluso cuando no está en movimiento, aunque a esto debemos añadir las alarmas o los cierres centralizados.

Si vamos a tener el carro estacionado durante varias semanas es probable que no arranque cuando intentemos usarlo. Es recomendable ponerlo en marcha una vez a la semana para que el alternador pueda recargar la batería.

Pero si el carro va a estar parado durante más de un mes y nadie puede moverlo, la recomendación es desconectar la batería y guardarla en algún sitio fresco, donde no le de calor.

– Descuido con las luces. Cuando nos bajemos del vehículo tenemos que asegurarnos de apagar las luces, tanto la interna como las externas, no es raro que por estar usando el celular o por cualquier otra distracción las dejemos encendidas.

Al dejarlas encendidas estarán consumiendo energía y si lo dejamos así varias horas es posible que nos encontremos con la batería descargada, especialmente en los vehículos más antiguos.

– Apagarlo en los semáforos. A no ser que el vehículo cuente con el sistema start-stop, eso de apagarlo en un semáforo o en un atasco es un mal hábito, porque con cada arrancada estamos usando una energía que después al alternador le costará recuperar.

Que la batería se descargue no significa que tengamos que comprar una nueva inmediatamente, si hemos dejado las luces encendidas, probablemente será suficiente con recargarla.

Para eso tendremos que arrancarlo con pinzas, usando la técnica de nuestro artículo «Consejos para arrancar con pinzas» y circular durante un rato para cargarla.









En Autolab también

tenemos soluciones en Mecánica Automotriz para flotas

Nuestra propuesta de valor es ayudarle a nuestros clientes a gestionar eficientemente el mantenimiento de sus vehículos.

Tipos de Unidades con las que trabajamos

tipo de flota Ligeros

Ligeros

  • Diesel
  • Gasolina
tipo de flota Semi pesados

Semi pesados

  • Diesel
  • Gasolina
tipo de flota Pesados

Pesados

  • Diesel
  • Gasolina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Mecánica automotriz sin salir de casa

Conoce nuestros servicio puerta a puerta, llevamos tú vehículo a nuestro taller especializado o el servicio a domicilio, donde reparamos tu vehículo en casa sin costo adicional.


Agendar cita

Artículos relacionados

  • Autolab

6 luces del tablero que no querrás ignorar

03-07-2024
  • Autolab

Problemas con la batería del carro

03-07-2024
  • Autolab

Olores en el carro que deberías poder detectar

03-07-2024
  • Autolab

Problemas de frenos en climas fríos

03-07-2024
  • Autolab

Problemas comunes de suspensión y cómo detectarlos

03-07-2024
  • Autolab

Ruidos de carros: qué significan y si debería preocuparse

03-07-2024
  • Autolab

Problemas con el radiador

03-07-2024
  • Autolab

¿Revisar la luz del motor encendida? Esto es lo que puede estar diciéndole

03-07-2024
  • Autolab

El punto de frenado: 8 posibles causas del retraso del frenado

03-07-2024
  • Autolab

¿Qué significa la luz de advertencia del sistema híbrido?

03-07-2024