¿Debo cambiarle la suspensión a mi vehículo?

20 septiembre, 2017

6

COMPARTIR

Lo primero que debemos saber al hablar de suspensión es que no es una sola pieza, es un sistema compuesto por varios elementos como los amortiguadores, las tijeras, rótulas y terminales, la barra estabilizadora, los rodamientos, los resortes, los ejes, y el tren trasero. Cuando decimos que tenemos un fallo con la suspensión, no es porque se haya dañado todo el conjunto, sino alguno de sus componentes.

Hay diferentes tipos de sistemas de suspensión, pueden ser rígidas, semirrígidas o independientes, dentro de esta última categoría hay también varias clases, pero todos funcionan bajo el principio de mantener las ruedas pegadas al piso, absorber las irregularidades de las vías, brindar control y estabilidad al vehículo y proporcionar comodidad a los ocupantes.

Todas las suspensiones tienen tres grupos de elementos básicos, están las piezas motoras de las que forman parte los ejes de tracción y los rodamientos, otra sección la conforman los encargados de acumular el peso y la energía del carro, como los resortes y los amortiguadores, el tercer conjunto está conformado por las tijeras que conectan las llantas con el chasis y los terminales encargados de transmitir el movimiento de la dirección.

– Amortiguadores. También hay de varios tipos, se encargan de transformar la energía mecánica calentando un fluido contenido en el interior del amortiguador para frenar las oscilaciones que se producen por las irregularidades del terreno.

Ese fluido del interior del amortiguador se va degradando con el tiempo, así como los elementos que regulan el flujo en su interior y si no se cambian a tiempo puede terminar dañando el eje del carro.

– Tijeras, rótulas y terminales. La tijera es el soporte que sostiene y bascula toda la suspensión, se acopla al chasis del carro a través de bujes, la rótula permite los movimientos angulares de la dirección y los verticales de las llantas y los terminales de dirección sirven para que al momento de girar el carro, las dos ruedas lo hagan exactamente a la misma distancia.

Cuando se dañan sentiremos vibraciones en las ruedas al coger algún hueco, golpeteos, desgaste irregular de las llantas y el carro estará más inestable. Si las tijeras se tuercen después de un golpe fuerte, se altera la alineación.

– Barra estabilizadora. Se utiliza para evitar que el carro se balancee en los virajes, por el centro se une al bastidor mediante unos puntos de apoyo sobre los que puede girar, los extremos se unen a las ruedas.

Es muy difícil que esta barra se parta o se tuerza, pero las uniones al chasis si pueden dañarse y será necesario cambiarlas.

– Rodamientos. Son unos elementos deslizantes que están sobre el eje de las ruedas y viran sobre sí mismos para mantener el giro de las ruedas, están diseñados para durar largo tiempo, pero cuando se rompen pueden ocasionar daños en los ejes.

– Resortes. Pueden ser de espirales, de hojas o barras de torsión; se encargan de recoger y absorber las irregularidades del terreno porque están ubicados muy próximos a las ruedas y tienen propiedades elásticas.

Cuando se deforman, notaremos que nuestro carro se balancea y la única solución es cambiarlos.

– Ejes. Se encargan de comunicar el torque del motor y el giro de las ruedas, tienen articulaciones que se mueven con las suspensiones y giran con las ruedas direccionales. Los ejes son varillas de acero que generalmente no se dañan, las averías las suelen sufrir las uniones.

– Tren trasero. Es la barra que une las dos ruedas de la parte posterior del carro, dependiendo de la tracción que tenga el automóvil puede ser más rígido y tendrá solamente unos bujes de caucho en los brazos de conexión, el amortiguador y el resorte.

La falta de mantenimiento de los elementos de la suspensión puede llegar a ocasionar un accidente grave por la pérdida de estabilidad del vehículo. Debemos estar alerta a cualquier indicación que nos de nuestro carro y cambiar las piezas en el momento oportuno.

Por: Adriana Gutiérrez

Lo primero que debemos saber al hablar de suspensión es que no es una sola pieza, es un sistema compuesto por varios elementos como los amortiguadores, las tijeras, rótulas y terminales, la barra estabilizadora, los rodamientos, los resortes, los ejes, y el tren trasero. Cuando decimos que tenemos un fallo con la suspensión, no es porque se haya dañado todo el conjunto, sino alguno de sus componentes.

Hay diferentes tipos de sistemas de suspensión, pueden ser rígidas, semirrígidas o independientes, dentro de esta última categoría hay también varias clases, pero todos funcionan bajo el principio de mantener las ruedas pegadas al piso, absorber las irregularidades de las vías, brindar control y estabilidad al vehículo y proporcionar comodidad a los ocupantes.

Todas las suspensiones tienen tres grupos de elementos básicos, están las piezas motoras de las que forman parte los ejes de tracción y los rodamientos, otra sección la conforman los encargados de acumular el peso y la energía del carro, como los resortes y los amortiguadores, el tercer conjunto está conformado por las tijeras que conectan las llantas con el chasis y los terminales encargados de transmitir el movimiento de la dirección.

– Amortiguadores. También hay de varios tipos, se encargan de transformar la energía mecánica calentando un fluido contenido en el interior del amortiguador para frenar las oscilaciones que se producen por las irregularidades del terreno.

Ese fluido del interior del amortiguador se va degradando con el tiempo, así como los elementos que regulan el flujo en su interior y si no se cambian a tiempo puede terminar dañando el eje del carro.

– Tijeras, rótulas y terminales. La tijera es el soporte que sostiene y bascula toda la suspensión, se acopla al chasis del carro a través de bujes, la rótula permite los movimientos angulares de la dirección y los verticales de las llantas y los terminales de dirección sirven para que al momento de girar el carro, las dos ruedas lo hagan exactamente a la misma distancia.

Cuando se dañan sentiremos vibraciones en las ruedas al coger algún hueco, golpeteos, desgaste irregular de las llantas y el carro estará más inestable. Si las tijeras se tuercen después de un golpe fuerte, se altera la alineación.

– Barra estabilizadora. Se utiliza para evitar que el carro se balancee en los virajes, por el centro se une al bastidor mediante unos puntos de apoyo sobre los que puede girar, los extremos se unen a las ruedas.

Es muy difícil que esta barra se parta o se tuerza, pero las uniones al chasis si pueden dañarse y será necesario cambiarlas.

– Rodamientos. Son unos elementos deslizantes que están sobre el eje de las ruedas y viran sobre sí mismos para mantener el giro de las ruedas, están diseñados para durar largo tiempo, pero cuando se rompen pueden ocasionar daños en los ejes.

– Resortes. Pueden ser de espirales, de hojas o barras de torsión; se encargan de recoger y absorber las irregularidades del terreno porque están ubicados muy próximos a las ruedas y tienen propiedades elásticas.

Cuando se deforman, notaremos que nuestro carro se balancea y la única solución es cambiarlos.

– Ejes. Se encargan de comunicar el torque del motor y el giro de las ruedas, tienen articulaciones que se mueven con las suspensiones y giran con las ruedas direccionales. Los ejes son varillas de acero que generalmente no se dañan, las averías las suelen sufrir las uniones.

– Tren trasero. Es la barra que une las dos ruedas de la parte posterior del carro, dependiendo de la tracción que tenga el automóvil puede ser más rígido y tendrá solamente unos bujes de caucho en los brazos de conexión, el amortiguador y el resorte.

La falta de mantenimiento de los elementos de la suspensión puede llegar a ocasionar un accidente grave por la pérdida de estabilidad del vehículo. Debemos estar alerta a cualquier indicación que nos de nuestro carro y cambiar las piezas en el momento oportuno.

Por: Adriana Gutiérrez

    1. Buen día. Jaime. Para Autolab es un gusto poder ayudarte.

      La revisión de la suspensión tiene un costo 42000.

      Recuerda que en Autolab contamos con el equipo técnico especializado para poder diagnosticar y realizar las reparaciones garantizadas.

    1. Buen día Néstor, para Autolab es un gusto poder ayudarte.

      El sistema de suspensión es de vital importancia para la seguridad del vehículo y sus pasajeros, además de dar confort a la hora de conducir. Por esta razón, sus componentes deben ser revisados periódicamente.

      A continuación, te explicamos cuáles son los componentes críticos y su falla más común.

      – El Conjunto McPherson consta de amortiguadores, muelle o espiral, base de espiral, rodamiento de base y base del conjunto. Las fallas se presentan en el amortiguador estallado o el vástago doblado, por desgaste de las bases y resequedad o daño del rodamiento de base.
      – La barra estabilizadora es la encargada de dar estabilidad al vehículo en curvas, los daños comunes están en los bujes de sujeción y en los tirantes extremos que normalmente se unen a las tijeras.
      – Las tijeras o brazos oscilantes son los encargados de absorber las vibraciones y fuerzas generadas en el movimiento vascular propio del vehículo, además en la punta externa va la rótula que sirve de acoplamiento de la mangueta donde se aloja el rodamiento, rueda, frenos, dirección y amortiguador. Se debe revisar los bujes que van en los puntos de anclaje y la rótula.
      – La caja de dirección. Es la encargada de trasmitir el movimiento del volante de conducción hacia las ruedas, es vital la revisión de las terminales y axiales quienes son los anclajes de la dirección hacia las ruedas. El desgate de estas piezas es normal pero un daño puede ocasionar perdida de la maniobrabilidad.

      Adicional se debe realizar cada 10.000 km la alineación y balanceo para asegurar siempre un buen funcionamiento de la suspensión.

      Esperamos sea de ayuda nuestro comentario.

    1. Buen día. Jaime. Para Autolab es un gusto poder ayudarte.

      La revisión de la suspensión tiene un costo 42000.

      Recuerda que en Autolab contamos con el equipo técnico especializado para poder diagnosticar y realizar las reparaciones garantizadas.

    1. Buen día Néstor, para Autolab es un gusto poder ayudarte.

      El sistema de suspensión es de vital importancia para la seguridad del vehículo y sus pasajeros, además de dar confort a la hora de conducir. Por esta razón, sus componentes deben ser revisados periódicamente.

      A continuación, te explicamos cuáles son los componentes críticos y su falla más común.

      – El Conjunto McPherson consta de amortiguadores, muelle o espiral, base de espiral, rodamiento de base y base del conjunto. Las fallas se presentan en el amortiguador estallado o el vástago doblado, por desgaste de las bases y resequedad o daño del rodamiento de base.
      – La barra estabilizadora es la encargada de dar estabilidad al vehículo en curvas, los daños comunes están en los bujes de sujeción y en los tirantes extremos que normalmente se unen a las tijeras.
      – Las tijeras o brazos oscilantes son los encargados de absorber las vibraciones y fuerzas generadas en el movimiento vascular propio del vehículo, además en la punta externa va la rótula que sirve de acoplamiento de la mangueta donde se aloja el rodamiento, rueda, frenos, dirección y amortiguador. Se debe revisar los bujes que van en los puntos de anclaje y la rótula.
      – La caja de dirección. Es la encargada de trasmitir el movimiento del volante de conducción hacia las ruedas, es vital la revisión de las terminales y axiales quienes son los anclajes de la dirección hacia las ruedas. El desgate de estas piezas es normal pero un daño puede ocasionar perdida de la maniobrabilidad.

      Adicional se debe realizar cada 10.000 km la alineación y balanceo para asegurar siempre un buen funcionamiento de la suspensión.

      Esperamos sea de ayuda nuestro comentario.

  1. Muy interesante los artículos que ustedes publican me gustan por q hay cosas que uno ignora y desconoce sobre las piezas de un vehiculo

PEDIR UNA COTIZACIÓN

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
modelo*
Debes seleccionar un modelo
año*
Debes seleccionar un año
cilindraje*
Debes seleccionar un cilindraje
y quiero*
Debes seleccionar un servicio

¿Por qué venir a Autolab?

Servicios garantizados

Nuestra garantía cubre todas las partes instaladas y los trabajos realizados en Autolab.

AJUSTADO A TU PRESUPUESTO

Te damos opciones de repuestos y servicios para adaptarnos a tu presupuesto.

INFORMACIÓN PERMANENTE

Nuestros asesores y tecnología te mantendrán al tanto de tu carro y conservarán su historial.

TODOS LOS SERVICIOS

Desde cambio de aceite hasta la reparación de motor, incluyendo latonería y pintura.

SERVICIO DOMICILIO

Recogemos tu carro en el lugar que elijas, lo llevamos al taller y una vez finalizado el trabajo te lo entregamos a domicilio.

¿Por qué venir a Autolab?

Servicios garantizados

Nuestra garantía cubre todas las partes instaladas y los trabajos realizados en Autolab.

Ajustado a tu presupuesto

Te damos opciones de repuestos y servicios para adaptarnos a tu presupuesto.

Información permanente

Nuestros asesores y tecnología te mantendrán al tanto de tu carro y conservarán su historial.

Todos los servicios

Desde cambio de aceite hasta la reparación de motor, incluyendo latonería y pintura.

Servicio domicilio

Recogemos tu carro en el lugar que elijas, lo llevamos al taller y una vez finalizado el trabajo te lo entregamos a domicilio.

Los números hablan por nosotros

12

marcas atendidas

+20.000

carros atendidos

+40.000

trabajos realizados

Marcas que antendemos: