10 mitos sobre la gasolina

Diez mitos sobre la gasolina de los carros | Blog Autolab

PREVÉN EL VIRUS CON LA DESINFECCIÓN UV

Para eliminar todas las fuentes de contagio, te ofrecemos nuestro servicio de Desinfección con Rayos Ultravioleta. Al exponer los virus a la luz UV, estos quedan sin vida, alcanzando una esterilización de hasta el 99,9%.

#QuédateEnCasa

 

Se dicen tantas cosas sobre la gasolina que podríamos escribir un tratado, hablamos de las mejores horas para repostar.

 

Intentamos saber siempre dónde la venden más barata, nos preocupamos por saber en qué sitios la están adulterando y un montón de cosas más.

 

Es uno de esos temas que son parte de nuestra vida cotidiana, porque evidentemente es un gasto que afecta seriamente nuestra economía.

 

Le pude interesar: DESINFECCIÓN UV 

 

Pero no es solo lo que cuesta, también la manera en que afecta el motor y el rendimiento de nuestro carro.

 

Tal vez ese sea el motivo por el que se han creado una serie de mitos sobre la gasolina, algunos reales y otros definitivamente falsos pero que van rodando y confundiéndonos.

 

Por eso en este post vamos a repasar algunos de los más comunes, desmontaremos algunos y otros los confirmaremos.

 

– Mito 1. Las mejores horas para repostar son las de la mañana o la noche

 

VERDADERO. Cuando la temperatura del ambiente es más baja hay menos evaporación de gasolina.

 

Pero si además de frío hay humedad no estaremos ahorrando nada.

 

Este es un buen consejo para días o ciudades con calor constante, pues cuando sube la temperatura la gasolina se expande y crea más burbujas.

 

– Mito 2. Los aditivos aumentan el octanaje de la gasolina

 

FALSO. La función de los aditivos es limpiar los inyectores para que el carro no ande a tropezones porque retarda la combustión de la mezcla, no porque aumente el octanaje de la gasolina.

 

La calidad del combustible no va a cambiar, a pesar de lo que digan en estos mitos.

 

– Mito 3. Mejor bajar las ventanas y no usar el aire acondicionado.

 

FALSO. Este es un debate muy común y mucha gente cree que es mejor tener las ventanas abajo para gastar menos gasolina.

 

Pero la verdad es que la diferencia entre una y otra cosa es prácticamente nula.

 

Pues al bajar las ventanas aumenta la resistencia del carro y hay mayor esfuerzo para avanzar.

 

– Mito 4. Ponerle más aire a las llantas ahorra gasolina.

 

FALSO. Y además peligroso. Muchas personas creen que poner más aire a los neumáticos les ayudará a ahorrar en el consumo de combustible.

 

Porque tienen más contacto con la vía, pero está comprobado que es completamente falso.

 

Se deben respetar los niveles marcados por el fabricante porque además corremos el riesgo de que nos explote una llanta en el primer hueco.

 

– Mito 5. Si la marca recomienda gasolina extra, no se debe poner corriente.

 

VERDADERO. Cuando un motor se fabrica para usar la extra y lo repostamos con corriente, podemos acelerar el desgaste de las piezas del motor debido a una condición llamada “frente de llama”.

 

Esta sucede cuando se utiliza un combustible menor al que puede ser comprimido.

 

Un fenómeno complicado de la relación de compresión que no vamos a detallar acá, pero que nos permite afirmar que este mito es verdadero.

 

– Mito 6. A más velocidad, más consumo.

 

FALSO. Apuesto a que nadie se esperaba que fuera falso, pero en realidad el consumo no depende de la velocidad sino de la manera de conducir.

 

Por ejemplo gastaremos mucho más si vamos en tercera a 50 km/h con muchas revoluciones que si vamos en quinta a 100 km/h con pocas revoluciones.

 

– Mito 7. Hay que mantener lleno el depósito para que no se evapore la gasolina.

 

FALSO. Llenar el tanque no evita pérdidas por evaporación porque la tapa del depósito lo impide. 

 

Así que el secreto es que esa tapa esté en buen estado y la mantengamos siempre bien cerrada.

 

– Mito 8. El mejor momento para repostar es cuando la estación de servicio está siendo abastecida.

 

FALSO. Son muchos los que ven al camión surtiendo la gasolinera y entran inmediatamente a cargar gasolina creyendo que así van a obtener más combustible por menos dinero.

 

Pero no solo se equivocan en el ahorro sino que además cuando están abasteciendo hay más probabilidades de que se filtren sedimentos o suciedades, así que en realidad hay que evitar ese momento para repostar.

 

– Mito 9. Gastar hasta el límite de la reserva del tanque daña el motor.

 

VERDADERO. Cuando seguimos conduciendo sin repostar y llegamos a la reserva, la bomba de combustible comenzará a succionar burbujas y sedimentos del fondo del tanque que terminarán dañándola.

 

– Mito 10. La gasolina se enciende con una colilla y explota.

 

FALSO. Este mito lo sacamos de las películas de Hollywood, donde a la menor provocación los carros estallan en pedazos y se queman los edificios con una colilla.

 

Al ser un combustible la gasolina arde sin estallar, pero su vapor sí puede generar una explosión y además es más fácil en un tanque vacío que en uno lleno.

 

Sin embargo para que un carro explote la concentración de gases tiene que ser gigantesca.

 

En el caso de la colilla, la gasolina necesita un foco de ignición elevado con una llama viva o una chispa grande para comenzar a arder.

 

Así que si tiras una colilla en una lata, lo más probable es que se apague, a no ser que la brasa esté viva.

 

Por: Adriana Gutiérrez

El blog de Autolab te trae noticias y tips para tu carro.
Para conocer sobre nuestro taller mecánico haz clic en Autolab.com.co

#QuédateEnCasa

 

Se dicen tantas cosas sobre la gasolina que podríamos escribir un tratado, hablamos de las mejores horas para repostar.

 

Intentamos saber siempre dónde la venden más barata, nos preocupamos por saber en qué sitios la están adulterando y un montón de cosas más.

 

Es uno de esos temas que son parte de nuestra vida cotidiana, porque evidentemente es un gasto que afecta seriamente nuestra economía.

 

Le pude interesar: DESINFECCIÓN UV 

 

Pero no es solo lo que cuesta, también la manera en que afecta el motor y el rendimiento de nuestro carro.

 

Tal vez ese sea el motivo por el que se han creado una serie de mitos sobre la gasolina, algunos reales y otros definitivamente falsos pero que van rodando y confundiéndonos.

 

Por eso en este post vamos a repasar algunos de los más comunes, desmontaremos algunos y otros los confirmaremos.

 

– Mito 1. Las mejores horas para repostar son las de la mañana o la noche

 

VERDADERO. Cuando la temperatura del ambiente es más baja hay menos evaporación de gasolina.

 

Pero si además de frío hay humedad no estaremos ahorrando nada.

 

Este es un buen consejo para días o ciudades con calor constante, pues cuando sube la temperatura la gasolina se expande y crea más burbujas.

 

– Mito 2. Los aditivos aumentan el octanaje de la gasolina

 

FALSO. La función de los aditivos es limpiar los inyectores para que el carro no ande a tropezones porque retarda la combustión de la mezcla, no porque aumente el octanaje de la gasolina.

 

La calidad del combustible no va a cambiar, a pesar de lo que digan en estos mitos.

 

– Mito 3. Mejor bajar las ventanas y no usar el aire acondicionado.

 

FALSO. Este es un debate muy común y mucha gente cree que es mejor tener las ventanas abajo para gastar menos gasolina.

 

Pero la verdad es que la diferencia entre una y otra cosa es prácticamente nula.

 

Pues al bajar las ventanas aumenta la resistencia del carro y hay mayor esfuerzo para avanzar.

 

– Mito 4. Ponerle más aire a las llantas ahorra gasolina.

 

FALSO. Y además peligroso. Muchas personas creen que poner más aire a los neumáticos les ayudará a ahorrar en el consumo de combustible.

 

Porque tienen más contacto con la vía, pero está comprobado que es completamente falso.

 

Se deben respetar los niveles marcados por el fabricante porque además corremos el riesgo de que nos explote una llanta en el primer hueco.

 

– Mito 5. Si la marca recomienda gasolina extra, no se debe poner corriente.

 

VERDADERO. Cuando un motor se fabrica para usar la extra y lo repostamos con corriente, podemos acelerar el desgaste de las piezas del motor debido a una condición llamada “frente de llama”.

 

Esta sucede cuando se utiliza un combustible menor al que puede ser comprimido.

 

Un fenómeno complicado de la relación de compresión que no vamos a detallar acá, pero que nos permite afirmar que este mito es verdadero.

 

– Mito 6. A más velocidad, más consumo.

 

FALSO. Apuesto a que nadie se esperaba que fuera falso, pero en realidad el consumo no depende de la velocidad sino de la manera de conducir.

 

Por ejemplo gastaremos mucho más si vamos en tercera a 50 km/h con muchas revoluciones que si vamos en quinta a 100 km/h con pocas revoluciones.

 

– Mito 7. Hay que mantener lleno el depósito para que no se evapore la gasolina.

 

FALSO. Llenar el tanque no evita pérdidas por evaporación porque la tapa del depósito lo impide. 

 

Así que el secreto es que esa tapa esté en buen estado y la mantengamos siempre bien cerrada.

 

– Mito 8. El mejor momento para repostar es cuando la estación de servicio está siendo abastecida.

 

FALSO. Son muchos los que ven al camión surtiendo la gasolinera y entran inmediatamente a cargar gasolina creyendo que así van a obtener más combustible por menos dinero.

 

Pero no solo se equivocan en el ahorro sino que además cuando están abasteciendo hay más probabilidades de que se filtren sedimentos o suciedades, así que en realidad hay que evitar ese momento para repostar.

 

– Mito 9. Gastar hasta el límite de la reserva del tanque daña el motor.

 

VERDADERO. Cuando seguimos conduciendo sin repostar y llegamos a la reserva, la bomba de combustible comenzará a succionar burbujas y sedimentos del fondo del tanque que terminarán dañándola.

 

– Mito 10. La gasolina se enciende con una colilla y explota.

 

FALSO. Este mito lo sacamos de las películas de Hollywood, donde a la menor provocación los carros estallan en pedazos y se queman los edificios con una colilla.

 

Al ser un combustible la gasolina arde sin estallar, pero su vapor sí puede generar una explosión y además es más fácil en un tanque vacío que en uno lleno.

 

Sin embargo para que un carro explote la concentración de gases tiene que ser gigantesca.

 

En el caso de la colilla, la gasolina necesita un foco de ignición elevado con una llama viva o una chispa grande para comenzar a arder.

 

Así que si tiras una colilla en una lata, lo más probable es que se apague, a no ser que la brasa esté viva.

 

Por: Adriana Gutiérrez

El blog de Autolab te trae noticias y tips para tu carro.
Para conocer sobre nuestro taller mecánico haz clic en Autolab.com.co

COTIZA y RESERVA

al instante

  • Precios inmediatos
  • Carro desinfectado
  • Agenda domicilio

COTIZA y RESERVA

al instante

  • Precios inmediatos
  • Carro desinfectado
  • Agenda domicilio

Marcas que antendemos

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS