Las carreteras fantasmales de Colombia | Autolab Las carreteras fantasmales de Colombia

Las historias de terror en las carreteras fantasmales se repiten por todo el planeta, seguramente la más conocida es la de una joven vestida de blanco que aparece en alguna vía de cualquier país del mundo.

 

Colombia también sufre esta aparición, además de muchas otras. Por eso vamos a hacer un recorrido por las carreteras fantasmales de nuestro país, una recopilación de historias y leyendas que podemos creernos o no, pero que aparecen en el imaginario colectivo.

 

La niña de la carta

En alguna carretera del Chocó ven una niña vestida de blanco como para hacer si primera comunión, se ve triste y llorando sentada en la orilla del camino, con la cara oculta debajo de un velo del mismo color del vestido y con una carta con destinatario y dirección en su mano derecha.

 

Cuando algún viajero compasivo se detiene para preguntarle qué le pasa, la niña dice que es una forastera que no sabe leer ni escribir pero necesita que la carta llegue a su destinatario, una petición ante los que conocen la historia salen huyendo.

 

Pero aquellos que no lo saben y reciben la carta, ven cómo la niña desaparece en el aire, se les congelan las piernas del miedo y caen al suelo sin conocimiento debido a que la carta pesa casi 40 kilos. Dicen que la niña fue violada y asesinada en una finca cercana el día de su primera comunión.

 

La novia de Puerto Colombia

La “Curva del Diablo” en la antigua carretera que lleva a Puerto Colombia tiene como protagonista a nuestra mujer de las carreteras fantasmales de la que hablamos en el primer párrafo. Aunque al parecer este fantasma ha cambiado de localización y ahora se pasea por la nueva vía al mar, pero sigue cerca de la misma población.

 

Se dice que comenzó a verse en los años setenta a una mujer vestida de novia que estaba haciendo auto-stop a un lado del camino. La recogieran o no, el caso es que la novia aparecía sentada en el asiento trasero, unas veces lloraba y dejaba todo mojado y otras sonreía y quedaba en el aire un olor nauseabundo a flores podridas, para desaparecer a los pocos segundos.

 

La novia se sube a los vehículos para que la lleven a donde se dirigía el día de su muerte, tal vez a la boda, a la luna de miel o a la fiesta de matrimonio. Algunos han dicho que se trata de una joven llamada Blanca Rosa Vilar Villamizar, fallecida en un accidente en esa vía cuando se dirigía al aeropuerto para su luna de miel, pero el accidente sucedió el 7 de febrero de 1983 y la aparición en la carretera se viene dando desde los setenta, así que no es muy probable que sea ella.

 

Los descabezados de Tibabitá

En 1928 don Hernando Rocha Schloss, conocido como “El Patas” volvía a su casona de Tibabitá llevando un grupo musical para animar una fiesta cuando su vehículo se salió del camino en la última curva antes de llegar a la casa y como consecuencia del accidente el señor Rocha falleció.

 

Desde entonces se dice que desde el atardecer y en las noches de luna se ve a una mujer sin cabeza atravesando la carretera central del norte, no se sabe por qué aparece como mujer cuando los descabezados eran hombres, pero la leyenda relaciona unos con la otra.

 

Por cierto, la hacienda Tibabitá es hoy una casona en ruinas ubicada en la carrera séptima con calle 200, donde en un tiempo se producía la cebada para la cerveza Andina a mediados del siglo pasado.

 

El fantasma de la moto

Esta es la historia más reciente entre las carreteras fantasmales de Colombia, pues desde hace un par de años los que circulan por la vía que conduce de Montería a Carrizal afirman que aparece y desaparece una moto.

 

En una zona solitaria de la vía sin construcciones a la vista, se aparece una misteriosa moto que desaparece rápidamente cuando le dan alcance. Algunos ven la polvareda que levanta a lo lejos y al acercarse se volatiliza en segundos.

 

Otros cuentan que en una noche de lluvia mientras esperaban que escampara, un rayo iluminó la carretera por la que venía una moto y observaron que en lugar de levantar barro lo que había era candela.

 

Se atribuye este fantasma a una persona que falleció en un accidente de tránsito, el caso es que muchos ya no se atreven a circular de noche por la vía.

 

Sea sugestión o realmente carreteras fantasmales, hay muchos testimonios de personas que aseguran haber visto y sentido cosas misteriosas en estas y otras vías de nuestro país, visiones aterradoras que pueden causar accidentes.

 

Por. Adriana Gutiérrez

Las historias de terror en las carreteras fantasmales se repiten por todo el planeta, seguramente la más conocida es la de una joven vestida de blanco que aparece en alguna vía de cualquier país del mundo.

 

Colombia también sufre esta aparición, además de muchas otras. Por eso vamos a hacer un recorrido por las carreteras fantasmales de nuestro país, una recopilación de historias y leyendas que podemos creernos o no, pero que aparecen en el imaginario colectivo.

 

La niña de la carta

En alguna carretera del Chocó ven una niña vestida de blanco como para hacer si primera comunión, se ve triste y llorando sentada en la orilla del camino, con la cara oculta debajo de un velo del mismo color del vestido y con una carta con destinatario y dirección en su mano derecha.

 

Cuando algún viajero compasivo se detiene para preguntarle qué le pasa, la niña dice que es una forastera que no sabe leer ni escribir pero necesita que la carta llegue a su destinatario, una petición ante los que conocen la historia salen huyendo.

 

Pero aquellos que no lo saben y reciben la carta, ven cómo la niña desaparece en el aire, se les congelan las piernas del miedo y caen al suelo sin conocimiento debido a que la carta pesa casi 40 kilos. Dicen que la niña fue violada y asesinada en una finca cercana el día de su primera comunión.

 

La novia de Puerto Colombia

La “Curva del Diablo” en la antigua carretera que lleva a Puerto Colombia tiene como protagonista a nuestra mujer de las carreteras fantasmales de la que hablamos en el primer párrafo. Aunque al parecer este fantasma ha cambiado de localización y ahora se pasea por la nueva vía al mar, pero sigue cerca de la misma población.

 

Se dice que comenzó a verse en los años setenta a una mujer vestida de novia que estaba haciendo auto-stop a un lado del camino. La recogieran o no, el caso es que la novia aparecía sentada en el asiento trasero, unas veces lloraba y dejaba todo mojado y otras sonreía y quedaba en el aire un olor nauseabundo a flores podridas, para desaparecer a los pocos segundos.

 

La novia se sube a los vehículos para que la lleven a donde se dirigía el día de su muerte, tal vez a la boda, a la luna de miel o a la fiesta de matrimonio. Algunos han dicho que se trata de una joven llamada Blanca Rosa Vilar Villamizar, fallecida en un accidente en esa vía cuando se dirigía al aeropuerto para su luna de miel, pero el accidente sucedió el 7 de febrero de 1983 y la aparición en la carretera se viene dando desde los setenta, así que no es muy probable que sea ella.

 

Los descabezados de Tibabitá

En 1928 don Hernando Rocha Schloss, conocido como “El Patas” volvía a su casona de Tibabitá llevando un grupo musical para animar una fiesta cuando su vehículo se salió del camino en la última curva antes de llegar a la casa y como consecuencia del accidente el señor Rocha falleció.

 

Desde entonces se dice que desde el atardecer y en las noches de luna se ve a una mujer sin cabeza atravesando la carretera central del norte, no se sabe por qué aparece como mujer cuando los descabezados eran hombres, pero la leyenda relaciona unos con la otra.

 

Por cierto, la hacienda Tibabitá es hoy una casona en ruinas ubicada en la carrera séptima con calle 200, donde en un tiempo se producía la cebada para la cerveza Andina a mediados del siglo pasado.

 

El fantasma de la moto

Esta es la historia más reciente entre las carreteras fantasmales de Colombia, pues desde hace un par de años los que circulan por la vía que conduce de Montería a Carrizal afirman que aparece y desaparece una moto.

 

En una zona solitaria de la vía sin construcciones a la vista, se aparece una misteriosa moto que desaparece rápidamente cuando le dan alcance. Algunos ven la polvareda que levanta a lo lejos y al acercarse se volatiliza en segundos.

 

Otros cuentan que en una noche de lluvia mientras esperaban que escampara, un rayo iluminó la carretera por la que venía una moto y observaron que en lugar de levantar barro lo que había era candela.

 

Se atribuye este fantasma a una persona que falleció en un accidente de tránsito, el caso es que muchos ya no se atreven a circular de noche por la vía.

 

Sea sugestión o realmente carreteras fantasmales, hay muchos testimonios de personas que aseguran haber visto y sentido cosas misteriosas en estas y otras vías de nuestro país, visiones aterradoras que pueden causar accidentes.

 

Por. Adriana Gutiérrez

PEDIR UNA COTIZACIÓN

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

PEDIR UNA COTIZACION

Uno de nuestros asesores se comunicará contigo para ofrecerte información y precio de nuestros servicios mecánicos.

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

Marcas que antendemos:

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS