La función principal del filtro de combustible es hacer de barrera para que la suciedad, las impurezas o la humedad no penetren en el circuito de inyección o en el de alimentación y terminen en el motor.

 

El objetivo del filtro de combustible es evitar que el motor termine dañado. En el caso de la gasolina, impidiendo que las impurezas pasen y terminen averiándolo, en los diésel también se encarga de eliminar la humedad e impedir la corrosión.

 

Razones del atasco en el filtro de combustible

Un filtro de combustible se atasca básicamente porque no se cambia a su debido momento, ya que por el uso normal se va desgastando por la acumulación de pequeños residuos que terminan formando una pantalla que evita la correcta circulación del carburante.

 

También se puede obstruir por poner combustible de mala calidad, por tener una forma agresiva de conducir, por vivir en un sitio donde hay una humedad excesiva o algunos otros factores ambientales que pueden acortar su vida útil.

 

Problemas por un filtro de combustible atascado

Un filtro atascado o en malas condiciones hace que el combustible no se filtre de forma correcta y permite que algunas partículas de suciedad pasen hacia las válvulas o los inyectores.

 

Si esa suciedad llega a los inyectores, las válvulas o la bomba de presión, el funcionamiento de estos elementos se verá afectado y puede acabar en averías graves y costosas por abrasión, roces o roturas de piezas.

 

Además un filtro de combustible con obstrucciones hace que el flujo de carburante no sea suficiente, de manera que la mezcla con el aire de la admisión no es homogénea, los cilindros no se llenarán correctamente y la combustión del motor se verá afectada.

 

Sin la mezcla adecuada para la combustión, el sistema de arranque presentará problemas, también con poco caudal de combustible, el vehículo tendrá un ralentí irregular.

 

El filtro de combustible atascado hará que el carro pierda potencia y aumente el consumo, porque el motor debe forzarse más para recibir la misma cantidad de gasolina.

 

Con un flujo de combustible interrumpido, también notaremos problemas en la capacidad de aceleración del vehículo.

 

Síntomas de un filtro de combustible atascado

Nuestro carro nos avisará del mal estado del filtro de combustible, los síntomas que nos avisan de un problema son:

 

  • Más consumo:

Como la presión de suministro de combustible no es apropiada, el motor necesitará más carburante para hacer que el vehículo funciones, aumentando el consumo.

 

  • Arranque difícil:

Como el atasco del filtro no deja pasar el combustible, el vehículo tendrá problemas para arrancar ya que no llega suficiente carburante al motor.

 

  • Aceleración:

En el momento en que intentamos una buena aceleración y necesitamos más combustible, notaremos que será inestable y nuestro carro rendirá menos.

 

  • Se detiene:

Cuando bajamos las revoluciones y el vehículo tiende a detenerse, es síntoma de un mal funcionamiento del filtro de combustible que está dejando pasar suciedad al sistema de combustión. Esto lo notaremos especialmente cuando el carro ha estado parado durante largo tiempo.

 

  • Ruido:

Podremos notar un ruido extraño que proviene del motor cuando está al ralentí o al arrancar el vehículo, que nos indica un filtro de combustible en mal estado.

 

No podemos permitir que un filtro que resulta económico y fácil de cambiar termine en una avería grave por un descuido. Si notamos alguno de estos síntomas o simplemente el manual nos marca que es el momento de cambiarlo, debemos hacerlo cuanto antes.

 

Por. Adriana Gutiérrez

La función principal del filtro de combustible es hacer de barrera para que la suciedad, las impurezas o la humedad no penetren en el circuito de inyección o en el de alimentación y terminen en el motor.

 

El objetivo del filtro de combustible es evitar que el motor termine dañado. En el caso de la gasolina, impidiendo que las impurezas pasen y terminen averiándolo, en los diésel también se encarga de eliminar la humedad e impedir la corrosión.

 

Razones del atasco en el filtro de combustible

Un filtro de combustible se atasca básicamente porque no se cambia a su debido momento, ya que por el uso normal se va desgastando por la acumulación de pequeños residuos que terminan formando una pantalla que evita la correcta circulación del carburante.

 

También se puede obstruir por poner combustible de mala calidad, por tener una forma agresiva de conducir, por vivir en un sitio donde hay una humedad excesiva o algunos otros factores ambientales que pueden acortar su vida útil.

 

Problemas por un filtro de combustible atascado

Un filtro atascado o en malas condiciones hace que el combustible no se filtre de forma correcta y permite que algunas partículas de suciedad pasen hacia las válvulas o los inyectores.

 

Si esa suciedad llega a los inyectores, las válvulas o la bomba de presión, el funcionamiento de estos elementos se verá afectado y puede acabar en averías graves y costosas por abrasión, roces o roturas de piezas.

 

Además un filtro de combustible con obstrucciones hace que el flujo de carburante no sea suficiente, de manera que la mezcla con el aire de la admisión no es homogénea, los cilindros no se llenarán correctamente y la combustión del motor se verá afectada.

 

Sin la mezcla adecuada para la combustión, el sistema de arranque presentará problemas, también con poco caudal de combustible, el vehículo tendrá un ralentí irregular.

 

El filtro de combustible atascado hará que el carro pierda potencia y aumente el consumo, porque el motor debe forzarse más para recibir la misma cantidad de gasolina.

 

Con un flujo de combustible interrumpido, también notaremos problemas en la capacidad de aceleración del vehículo.

 

Síntomas de un filtro de combustible atascado

Nuestro carro nos avisará del mal estado del filtro de combustible, los síntomas que nos avisan de un problema son:

 

  • Más consumo:

Como la presión de suministro de combustible no es apropiada, el motor necesitará más carburante para hacer que el vehículo funciones, aumentando el consumo.

 

  • Arranque difícil:

Como el atasco del filtro no deja pasar el combustible, el vehículo tendrá problemas para arrancar ya que no llega suficiente carburante al motor.

 

  • Aceleración:

En el momento en que intentamos una buena aceleración y necesitamos más combustible, notaremos que será inestable y nuestro carro rendirá menos.

 

  • Se detiene:

Cuando bajamos las revoluciones y el vehículo tiende a detenerse, es síntoma de un mal funcionamiento del filtro de combustible que está dejando pasar suciedad al sistema de combustión. Esto lo notaremos especialmente cuando el carro ha estado parado durante largo tiempo.

 

  • Ruido:

Podremos notar un ruido extraño que proviene del motor cuando está al ralentí o al arrancar el vehículo, que nos indica un filtro de combustible en mal estado.

 

No podemos permitir que un filtro que resulta económico y fácil de cambiar termine en una avería grave por un descuido. Si notamos alguno de estos síntomas o simplemente el manual nos marca que es el momento de cambiarlo, debemos hacerlo cuanto antes.

 

Por. Adriana Gutiérrez

PEDIR UNA COTIZACIÓN

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

PEDIR UNA COTIZACION

Uno de nuestros asesores se comunicará contigo para ofrecerte información y precio de nuestros servicios mecánicos.

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

Marcas que antendemos:

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS