Mecánica sin salir de casa


  • Reparamos el
    carro en tu casa

  • Llevamos tu
    carro al taller

sin costo adicional y cubierto
por nuestra póliza de seguros

Pasar parado mucho tiempo no es nada recomendable para nuestro carro.

 

Tampoco está mal conocer los elementos que más sufren para evitar que se dañen.

 

Los neumáticos

 

Lo ideal es que lo dejes apoyado en unas borriquetas para que el peso no deforme los neumáticos.

 

Si no es posible, lo mejor es que se inflen las ruedas con 1,5 bar más de presión que la recomendada.

 

Así, la cubierta no queda tan plana apoyada en el suelo y no se deforma tanto.

 

De lo contrario, cuando salgas a rodar notarás vibraciones y ruidos en la dirección.

 

El aire acondicionado

 

El compresor, el filtro y todas las juntas de estanqueidad necesitan que pongamos en marcha el aire acondicionado.

 

Por lo menos una vez al mes durante unos minutos para estar en forma.

 

El motor

 

Aunque podamos pensar que un motor no se desgasta si no lo ponemos en marcha, la realidad es que los propulsores necesitan funcionar con cierta periodicidad para no estropearse.

 

Al no girar el motor, el aceite se escurre hacia el cárter, dejando las paredes de los cilindros y los segmentos de los pistones completamente secos.

 

Esto genera óxido en el cilindro y que los aros de los pistones se queden pegados.

 

Todo esto «sobraría» si el motor se hubiese puesto en marcha al menos una vez al mes.

 

Circuito de refrigeración

 

En el motor de un coche hay un sistema para enfriar la mecánica. En los refrigerados por aire no hay ningún problema.

 

Pero en la inmensa mayoría de propulsores, que son refrigerados por agua, los períodos de inactividad pueden provocar averías gravísimas.

 

Si vas a comprar un coche que apenas se ha utilizado, mi consejo es que antes de nada hagas un buen flushing.

 

Fugas de aceite

 

Cuando un propulsor pasa mucho tiempo parado, las gomas se resecan y empiezan a agrietarse.

 

También encogen un poco: ya tenemos problemas de fugas. Aunque no lo parezca, las menos graves son las fugas hacia el exterior, porque ésas las vemos y nos ponen alerta.

 

El problema son las fugas internas, principalmente, por los retenes de las guías de válvulas.

 

Sí al poner en marcha el coche aceleramos y al soltar el pedal vemos un humo azulado en el escape alerta.

 

Problemas de distribución

 

Si al encender el vehículo oímos un tic-tic-tac, en la parte alta del motor, debemos esperar unos 5 minutos para que se ceben y que el ruido desaparezca.

 

Si transcurrido un tiempo prudencial el ruido persiste significa que alguno de los taqués ha muerto por falta de uso.

 

La dirección asistida

 

Actualmente, la mayoría de los sistemas de asistencia a la dirección son eléctricos, pero, hasta ahora, eran hidráulicos.

 

Lo mismo de siempre: si el aceite no circula con frecuencia por la cremallera de dirección y la bomba, ambos elementos se pueden estropear.

 

Sistema de frenos

 

El líquido de frenos hay que cambiarlo cada dos años, hagas cero o un millón de kilómetros.

 

El motivo es que este líquido está compuesto por un éter que es hidrófilo, por lo que absorbe el agua que hay en la atmósfera y poco a poco se va hidratando.

 

La presencia de agua en el circuito de frenos provoca dos problemas: Reduce la temperatura a la que el líquido de frenos empieza a hervir.

 

La ebullición de este líquido provoca burbujas que se comprimen y alargan el recorrido del pedal, llegando incluso a dejar de frenar.

 

Caja de cambios y diferenciales

 

Largos períodos de inactividad hacen que se oxide la parte de los piñones, sincronizadores, horquillas y que los retenes y juntas pierdan estanqueidad.

 

El blog de Autolab te trae noticias y tips para tu carro.
Para conocer sobre nuestro taller mecánico haz clic aquí 

Pasar parado mucho tiempo no es nada recomendable para nuestro carro.

 

Tampoco está mal conocer los elementos que más sufren para evitar que se dañen.

 

Los neumáticos

 

Lo ideal es que lo dejes apoyado en unas borriquetas para que el peso no deforme los neumáticos.

 

Si no es posible, lo mejor es que se inflen las ruedas con 1,5 bar más de presión que la recomendada.

 

Así, la cubierta no queda tan plana apoyada en el suelo y no se deforma tanto.

 

De lo contrario, cuando salgas a rodar notarás vibraciones y ruidos en la dirección.

 

El aire acondicionado

 

El compresor, el filtro y todas las juntas de estanqueidad necesitan que pongamos en marcha el aire acondicionado.

 

Por lo menos una vez al mes durante unos minutos para estar en forma.

 

El motor

 

Aunque podamos pensar que un motor no se desgasta si no lo ponemos en marcha, la realidad es que los propulsores necesitan funcionar con cierta periodicidad para no estropearse.

 

Al no girar el motor, el aceite se escurre hacia el cárter, dejando las paredes de los cilindros y los segmentos de los pistones completamente secos.

 

Esto genera óxido en el cilindro y que los aros de los pistones se queden pegados.

 

Todo esto «sobraría» si el motor se hubiese puesto en marcha al menos una vez al mes.

 

Circuito de refrigeración

 

En el motor de un coche hay un sistema para enfriar la mecánica. En los refrigerados por aire no hay ningún problema.

 

Pero en la inmensa mayoría de propulsores, que son refrigerados por agua, los períodos de inactividad pueden provocar averías gravísimas.

 

Si vas a comprar un coche que apenas se ha utilizado, mi consejo es que antes de nada hagas un buen flushing.

 

Fugas de aceite

 

Cuando un propulsor pasa mucho tiempo parado, las gomas se resecan y empiezan a agrietarse.

 

También encogen un poco: ya tenemos problemas de fugas. Aunque no lo parezca, las menos graves son las fugas hacia el exterior, porque ésas las vemos y nos ponen alerta.

 

El problema son las fugas internas, principalmente, por los retenes de las guías de válvulas.

 

Sí al poner en marcha el coche aceleramos y al soltar el pedal vemos un humo azulado en el escape alerta.

 

Problemas de distribución

 

Si al encender el vehículo oímos un tic-tic-tac, en la parte alta del motor, debemos esperar unos 5 minutos para que se ceben y que el ruido desaparezca.

 

Si transcurrido un tiempo prudencial el ruido persiste significa que alguno de los taqués ha muerto por falta de uso.

 

La dirección asistida

 

Actualmente, la mayoría de los sistemas de asistencia a la dirección son eléctricos, pero, hasta ahora, eran hidráulicos.

 

Lo mismo de siempre: si el aceite no circula con frecuencia por la cremallera de dirección y la bomba, ambos elementos se pueden estropear.

 

Sistema de frenos

 

El líquido de frenos hay que cambiarlo cada dos años, hagas cero o un millón de kilómetros.

 

El motivo es que este líquido está compuesto por un éter que es hidrófilo, por lo que absorbe el agua que hay en la atmósfera y poco a poco se va hidratando.

 

La presencia de agua en el circuito de frenos provoca dos problemas: Reduce la temperatura a la que el líquido de frenos empieza a hervir.

 

La ebullición de este líquido provoca burbujas que se comprimen y alargan el recorrido del pedal, llegando incluso a dejar de frenar.

 

Caja de cambios y diferenciales

 

Largos períodos de inactividad hacen que se oxide la parte de los piñones, sincronizadores, horquillas y que los retenes y juntas pierdan estanqueidad.

 

El blog de Autolab te trae noticias y tips para tu carro.
Para conocer sobre nuestro taller mecánico haz clic aquí 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZA y RESERVA

al instante

  • Precios inmediatos
  • Carro desinfectado
  • Agenda domicilio

COTIZA y RESERVA

al instante

  • Precios inmediatos
  • Carro desinfectado
  • Agenda domicilio

Marcas que antendemos

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS