Para transmitir desde el motor la fuerza necesaria para que las ruedas giren se necesitan unos engranajes y ejes que componen la caja de cambios. La palanca es la que nos permite realizar los movimientos necesarios para comenzar el proceso.

 

La palanca de cambios está conectada a una serie de barras de selector que se encuentran en la parte superior o lateral de la caja, en paralelo con los ejes y nos permite controlar los piñones de los diferentes árboles para saber cuál se engrana en cada momento, mientras la posición de las llantas se controla mediante unas horquillas.

 

La palanca de cambios no siempre ha sido parte de la equipación de un vehículo, todavía bien entrados los cuarenta había muchos modelos que no tenían la reversa en la caja de cambios, veamos cómo ha sido la evolución de esta pieza que ha sido fundamental para que la conducción sea más sencilla y que nos permite sacar mejor rendimiento al motor.

 

Para conocer más sobre nuestro servicio mecánico haz click en:

Autolab.com.co

 

Años 50

En aquella época lo común era que la palanca estuviera integrada en la columna de dirección y se manejaba desde el lateral del timón. Se pensó de esta manera para que el asiento delantero tuviera el tamaño de un sofá para tres personas.

 

Años 60

Por comodidad se comenzó a poner en el sitio en el que hoy ocupa entre los dos asientos delanteros y era una varilla con una bola en la parte superior, incluía cuatro cambios. Para saber cuándo cambiar de velocidad, había una línea roja en el velocímetro.

 

Años 70

El siguiente paso fue aumentar el número de cambios para mejorar la respuesta del motor, también comenzó a trabajarse en la comodidad de uso para el conductor. También en esta década comienza a conectarse directamente a la caja de cambios para tener cambios más rápidos.

 

Años 80

La evolución de la palanca de cambios se centra en la comodidad y en la estética, busca que se adapte mejor a la mano del conductor, usan materiales más flexibles.

 

Años 90

En los noventa comenzó el auge de las cajas automáticas, aparecen los primeros vehículos con seis cambios.

 

En la actualidad

La palanca de cambios no ha tenido tantas variaciones, la evolución se centra en la caja, ahora tenemos vehículos con doble embrague que permiten mayor velocidad.

 

Por. Adriana Gutiérrez

Para transmitir desde el motor la fuerza necesaria para que las ruedas giren se necesitan unos engranajes y ejes que componen la caja de cambios. La palanca es la que nos permite realizar los movimientos necesarios para comenzar el proceso.

 

La palanca de cambios está conectada a una serie de barras de selector que se encuentran en la parte superior o lateral de la caja, en paralelo con los ejes y nos permite controlar los piñones de los diferentes árboles para saber cuál se engrana en cada momento, mientras la posición de las llantas se controla mediante unas horquillas.

 

La palanca de cambios no siempre ha sido parte de la equipación de un vehículo, todavía bien entrados los cuarenta había muchos modelos que no tenían la reversa en la caja de cambios, veamos cómo ha sido la evolución de esta pieza que ha sido fundamental para que la conducción sea más sencilla y que nos permite sacar mejor rendimiento al motor.

 

Para conocer más sobre nuestro servicio mecánico haz click en:

Autolab.com.co

 

Años 50

En aquella época lo común era que la palanca estuviera integrada en la columna de dirección y se manejaba desde el lateral del timón. Se pensó de esta manera para que el asiento delantero tuviera el tamaño de un sofá para tres personas.

 

Años 60

Por comodidad se comenzó a poner en el sitio en el que hoy ocupa entre los dos asientos delanteros y era una varilla con una bola en la parte superior, incluía cuatro cambios. Para saber cuándo cambiar de velocidad, había una línea roja en el velocímetro.

 

Años 70

El siguiente paso fue aumentar el número de cambios para mejorar la respuesta del motor, también comenzó a trabajarse en la comodidad de uso para el conductor. También en esta década comienza a conectarse directamente a la caja de cambios para tener cambios más rápidos.

 

Años 80

La evolución de la palanca de cambios se centra en la comodidad y en la estética, busca que se adapte mejor a la mano del conductor, usan materiales más flexibles.

 

Años 90

En los noventa comenzó el auge de las cajas automáticas, aparecen los primeros vehículos con seis cambios.

 

En la actualidad

La palanca de cambios no ha tenido tantas variaciones, la evolución se centra en la caja, ahora tenemos vehículos con doble embrague que permiten mayor velocidad.

 

Por. Adriana Gutiérrez

PEDIR UNA COTIZACIÓN

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

PEDIR UNA COTIZACION

Uno de nuestros asesores se comunicará contigo para ofrecerte información y precio de nuestros servicios mecánicos.

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

Marcas que antendemos:

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS