Cómo comprar un vehículo según tus necesidades | Autolab Cómo comprar un vehículo según tus necesidades

PREVÉN EL VIRUS CON EL SERVICIO A DOMICILIO

Tu salud es nuestra prioridad. Puedes reparar tu carro sin salir de tu casa. Recogemos y entregamos tu vehículo en casa después de desinfectarlo con todas las medidas de seguridad.

Las decisiones impulsivas no son las más adecuadas cuando debemos comprar un vehículo, especialmente si tenemos en cuenta la amplia oferta del mercado actual que en muchos casos hace que nos veamos perdidos por no saber qué parámetros son los más importantes dependiendo del uso prioritario que le vamos a dar.

 

Las variables a considerar son muchas y el catálogo para elegir es extenso, diésel, gasolina, híbrido, eléctrico, camioneta, deportivo, dos, cuatro o cinco puertas; todo esto puede resultar abrumador cuando tomamos la decisión de comprar un vehículo.

 

La sobrecarga de información cuando comenzamos la búsqueda puede resultar estresante, las prestaciones y los extras que podemos seleccionar en cada modelo pueden hacer que al final tomemos una decisión que no es la conveniente según nuestras necesidades.

 

Factores a tener en cuenta

Comprar un vehículo implica costos asociados que es necesario tener en cuenta, un chasis muy pesado o el cilindraje harán que consuma demasiada gasolina; los impuestos y el SOAT, los mantenimientos asociados y el precio de los principales repuestos son factores que deberíamos conocer antes de elegir un carro.

 

El primer impacto económico es el valor del vehículo, pero es necesario analizar lo que vamos a pagar a lo largo de su vida útil pues incluso el precio de un espejo en un automóvil de lujo que adquirimos como una ganga, puede dejar temblando el presupuesto del mes.

 

Otras variables a tener en cuenta son el diseño, la relación beneficio/precio, la conectividad como Apple CarPlay o Android Auto para enlazar nuestro Smartphone sin problemas, la seguridad donde además de airbags y ABS, también deberíamos contemplar los TCS, ESP y el sistema de frenada de emergencia y la tecnología, como los sensores de aparcamiento y de luces.

 

Comprar según sus necesidades

  • Citycar:

Los citycar son esos modelos pequeños, con motores que no suelen superar los 100 caballos de potencia, perfectos para trayectos cortos, tienen un mantenimiento económico y menor consumo de combustible. Ideales para desplazamientos a la oficina o universidad, o para el que debe estar todo el día de un lado a otro de la ciudad por trabajo, pero sin llevar carga.

 

  • Sedán:

Con un sedán se amplían los espacios tanto del habitáculo como del baúl, son perfectos cuando la familia comienza a crecer y es necesario moverse por la ciudad para ir de compras, actividades extraescolares, citas médicas y cualquier otro tipo de actividades y viajes cortos.

 

  • SUV:

Los SUV son el eslabón perdido entre el sedán y la camioneta, pueden ser pequeños, compactos, medios, grandes y exclusivos. Generalmente cautivan por su fiabilidad, su altura, su sencillez de conducción y su espacio interior, por lo que también son una elección acertada para una familia y son cómodos en los viajes largos.

 

  • Pickups:

Los pickups ganan en altura, accesorios y potencia de motor. Indicado para cualquier tipo de trayectos, perfectos para caminos sin asfaltar y con mayor capacidad de carga; comprar un vehículo de este tipo puede ser la solución para los que necesitan un transporte familiar y de trabajo.

 

El consejo final es diferenciar entre las necesidades que tenemos para comprar el vehículo y el atractivo que pueda tener para nosotros un modelo concreto. No debemos arriesgar nuestra economía invirtiendo en uno de alto valor si podemos cubrir nuestros requisitos con otro que cueste la mitad.

 

Por. Adriana Gutiérrez

Las decisiones impulsivas no son las más adecuadas cuando debemos comprar un vehículo, especialmente si tenemos en cuenta la amplia oferta del mercado actual que en muchos casos hace que nos veamos perdidos por no saber qué parámetros son los más importantes dependiendo del uso prioritario que le vamos a dar.

 

Las variables a considerar son muchas y el catálogo para elegir es extenso, diésel, gasolina, híbrido, eléctrico, camioneta, deportivo, dos, cuatro o cinco puertas; todo esto puede resultar abrumador cuando tomamos la decisión de comprar un vehículo.

 

La sobrecarga de información cuando comenzamos la búsqueda puede resultar estresante, las prestaciones y los extras que podemos seleccionar en cada modelo pueden hacer que al final tomemos una decisión que no es la conveniente según nuestras necesidades.

 

Factores a tener en cuenta

Comprar un vehículo implica costos asociados que es necesario tener en cuenta, un chasis muy pesado o el cilindraje harán que consuma demasiada gasolina; los impuestos y el SOAT, los mantenimientos asociados y el precio de los principales repuestos son factores que deberíamos conocer antes de elegir un carro.

 

El primer impacto económico es el valor del vehículo, pero es necesario analizar lo que vamos a pagar a lo largo de su vida útil pues incluso el precio de un espejo en un automóvil de lujo que adquirimos como una ganga, puede dejar temblando el presupuesto del mes.

 

Otras variables a tener en cuenta son el diseño, la relación beneficio/precio, la conectividad como Apple CarPlay o Android Auto para enlazar nuestro Smartphone sin problemas, la seguridad donde además de airbags y ABS, también deberíamos contemplar los TCS, ESP y el sistema de frenada de emergencia y la tecnología, como los sensores de aparcamiento y de luces.

 

Comprar según sus necesidades

  • Citycar:

Los citycar son esos modelos pequeños, con motores que no suelen superar los 100 caballos de potencia, perfectos para trayectos cortos, tienen un mantenimiento económico y menor consumo de combustible. Ideales para desplazamientos a la oficina o universidad, o para el que debe estar todo el día de un lado a otro de la ciudad por trabajo, pero sin llevar carga.

 

  • Sedán:

Con un sedán se amplían los espacios tanto del habitáculo como del baúl, son perfectos cuando la familia comienza a crecer y es necesario moverse por la ciudad para ir de compras, actividades extraescolares, citas médicas y cualquier otro tipo de actividades y viajes cortos.

 

  • SUV:

Los SUV son el eslabón perdido entre el sedán y la camioneta, pueden ser pequeños, compactos, medios, grandes y exclusivos. Generalmente cautivan por su fiabilidad, su altura, su sencillez de conducción y su espacio interior, por lo que también son una elección acertada para una familia y son cómodos en los viajes largos.

 

  • Pickups:

Los pickups ganan en altura, accesorios y potencia de motor. Indicado para cualquier tipo de trayectos, perfectos para caminos sin asfaltar y con mayor capacidad de carga; comprar un vehículo de este tipo puede ser la solución para los que necesitan un transporte familiar y de trabajo.

 

El consejo final es diferenciar entre las necesidades que tenemos para comprar el vehículo y el atractivo que pueda tener para nosotros un modelo concreto. No debemos arriesgar nuestra economía invirtiendo en uno de alto valor si podemos cubrir nuestros requisitos con otro que cueste la mitad.

 

Por. Adriana Gutiérrez

PEDIR UNA COTIZACIÓN

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

PEDIR UNA COTIZACION

Uno de nuestros asesores se comunicará contigo para ofrecerte información y precio de nuestros servicios mecánicos.

Tengo un*
Debes seleccionar una marca
Modelo*
Debes seleccionar un modelo
Año*
Debes seleccionar un año
Y quiero*
Debes seleccionar al menos un servicio

Marcas que antendemos

Los números hablan por nosotros

12

MARCAS
ATENDIDAS

+20.000

CARROS ATENDIDOS

+40.000

TRABAJOS REALIZADOS